La enfermedad requiere un procedimiento general extremadamente intensivo

[Total:0    Promedio:0/5]

Por lo general, el pénfigo vulgar comienza con erosiones en las membranas mucosas de la cavidad oral (a veces estos cambios se observan muchas semanas o meses antes de que la piel se desarrolle). Algunas veces las anormalidades de la mucosa son invisibles para los pacientes.

A veces, el pénfigo vulgar también se produce en la conjuntiva, las cuerdas vocales, la cavidad nasofaríngea o el esófago. La ubicación de las vejigas en la piel varía. Por otro lado, el proceso de gestión del cambio es característico. Después de que la vejiga se rompe, se forman erosiones rojas nutridas que tienden a extenderse con la epidermis arrastrándose alrededor. Algunas veces hay lesiones eritematosas junto a la vejiga.

Algunas veces las flores toman formas circulares y resonantes, mezclándose entre sí y asemejándose a un pénfigo herpético.

El curso del pénfigo vulgar suele ser crónico, generalmente no hay fiebre y los síntomas del dolor no se agravan significativamente. Las erosiones excesivas en la garganta y las cuerdas vocales pueden causar un silenciamiento periódico, y las extensas lesiones erosivas dentro de la cavidad oral causan dolor severo, especialmente durante las comidas, lo que puede impedir la nutrición.

Diagnóstico de pénfigo vulgar

El diagnóstico de pénfigo vulgar se basa en ciertas características clínicas del pénfigo vulgar. Es importante que las lesiones vesiculares ocurran dentro de la piel aparentemente sin cambios y que se trate el proceso de la enfermedad de la membrana mucosa. Además, los pacientes generalmente están en buenas condiciones generales.

Es importante establecer un curso crónico durante el diagnóstico diagonal de pénfigo vulgar. La confirmación del diagnóstico es posible después de la evaluación histológica de un fragmento de la piel patológicamente cambiada en un microscopio y el examen inmunológico del tejido. Es importante demostrar anticuerpos séricos típicos del pénfigo vulgar.

Al diferenciar el pénfigo vulgar, debe tenerse en cuenta el penfigoide, que se caracteriza por un polifilismo de las lesiones cutáneas con eritema, folículos bien tensos y una localización menos frecuente en las membranas mucosas. Además, el eritema polivalente también puede ocurrir.

Además, en la etapa inicial de pénfigo vulgar, cuando solo se observan cambios en las membranas mucosas, el diagnóstico diferencial debe incluir penfigoide cicatrizante de las membranas mucosas, aftas (de un carácter morfológico ligeramente diferente, caracterizado por dolor significativo, fiebre y rapidez y curso clínico reversible).

Además, el herpes recurrente de la mucosa también puede presentar signos clínicos similares de pénfigo vulgar, que pueden diferir principalmente en su evolución aguda con dolor intenso y síntomas sistémicos.

Tratamiento del pénfigo vulgar

El tratamiento del pénfigo vulgar requiere una experiencia particular y solo puede ser llevado a cabo por centros especializados. La enfermedad requiere un manejo general extremadamente intenso, hasta que las lesiones de la enfermedad se hayan retirado por completo y los indicadores inmunológicos estén ausentes del suero sanguíneo del paciente, lo que indica una enfermedad persistente.

Solo entonces la dosis de los medicamentos puede reducirse gradualmente. Esto permite la remisión permanente, incluso en casos de cambios más intensos, que dura incluso muchos años después de la interrupción de los medicamentos utilizados.

Las preparaciones farmacológicas básicas administradas en pacientes con pénfigo vulgar son glucocorticosteroides combinados con inmunosupresores, especialmente ciclofosfamida. Otros agentes inmunosupresores, p. metotrexato o azatioprina son menos efectivos.

Inicialmente, se administran dosis muy altas de medicamentos a pacientes con pénfigo vulgar (durante un período de 4 a 6 semanas), después de lo cual se retiran gradualmente y la dosis se reduce sistemáticamente. Si se lleva a cabo un tratamiento intensivo desde el principio, los preparados generalmente se dejan en su lugar después de 2-3 años.

Otra forma de tratar el pénfigo vulgar es el llamado “pénfigo vulgar”. Administración de medicamentos por pulsos: glucocorticosteroide (dexametasona) junto con un medicamento inmunosupresor (ciclofosfamida), que se usa en dosis muy altas, cada pocas semanas.

Además, es necesario tratar sistemáticamente las lesiones locales que se producen en la piel y las membranas mucosas. Se recomiendan baños de desinfección diarios, aerosoles con corticosteroides y antibióticos o desinfectantes de erosión para combatir las lesiones cutáneas locales, mientras que las membranas mucosas se tratan con desinfectantes.

Tanicia Turpilius
Acerca de Tanicia Turpilius 854 Articles
Es difícil describir a una persona tan compleja como Tanicia Turpilio, pero por encima de todo sé que es creativa y perceptiva. Por supuesto, también es racional, decidida y centrada, pero en cierto modo son rasgos menores y se mantienen en comportamientos de extremadad. . Su creatividad, sin embargo, es lo que sshe a menudo se admira. Los amigos tienden a contar con su fervor cuando necesitan apoyo. Nadie es perfecto, por supuesto, y Tanicia tiene muchos rasgos menos favorables también. Sus maneras sombrías y su deslealtad agrian el ánimo muchas veces, aunque más a nivel personal que para otros. Afortunadamente, su naturaleza perceptiva ayuda a mantenerlos bajo control por lo menos un poco .

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*