¿Padeces Distorsión de las Porciones?

escuelauniversitariaosteopatia.es
escuelauniversitariaosteopatia.es
[Total:1    Promedio:5/5]

¿Padeces Distorsión de las Porciones?

Puedo recordar una ocasión en particular cuando vi la distorsión de la porción en toda su expresión.

Estaba en una fiesta familiar en un restaurante español celebrando el bautizo de mi sobrino Alex. Estaba conversando con los invitados y poniéndome al día con mis amigos y familiares cuando vi a los camareros salir de la cocina con lo que parecían las porciones más alocadas de filetes, langostas, pollo y salmón en cada plato.

Al principio pensé que estaban sirviendo un plato por mesa al “estilo familiar”, donde toda la mesa podría disfrutar una pieza. Estaba equivocada. Era un plato por persona y la cantidad de comida en cada uno francamente era aterradora.

Me dirigí hacia mi mesa y le dije a mi esposo, “¡Cielos! ¡Espera a que veas el tamaño de las porciones!”. Mi esposo me contestó, “Oh Isabel, exageras. Para ti un grano extra de arroz en el plato es demasiado. Estoy seguro de que es lo adecuado para una persona normal”.

¿Normal? Tengo una buena pregunta. ¿Sabemos lo qué es una porción normal? O mejor aún, deberíamos preguntarnos, ¿Cuál es una porción saludable?

Por la cara que puso mi esposo cuando tuvo ante si la gigantesca montaña de pollo marsala y una langosta más grande que mi sobrino sobre una cama de medio kilo de arroz (lo juro. No estoy exagerando) enfrente de mi, supe que estaba de acuerdo con esto no era de ninguna manera “normal”.

Esta es la parte triste y más desafortunada. Yo diría que el 75% de las personas en el salón se comieron todo lo que les sirvieron. Sé que cada uno de nosotros es diferente, que requerimos diferentes cantidades de acuerdo con el tamaño de nuestro cuerpo y tipo metabólico, pero nadie, de verdad nadie, necesita 900 gramos de pollo, 500 gramos de filete o 450 gramos de arroz en una sola comida (disculpa que lo haya desglosado).

¿Podrías comer todo esto en el transcurso de un día? Por supuesto que si. ¿En una comida? Lo siento, de ninguna manera eso es una porción saludable.

Los restaurantes no son los únicos lugares donde acecha la distorsión de las porciones. Muy a menudo hacemos lo mismo en nuestra casa, nos servimos una porción sana y razonable, y luego nos volvemos a servir. Si todavía tienes hambre, está bien, por supuesto que no quiero que te quedes con hambre; sin embargo, muy a menudo no es el hambre lo que nos hace regresar a la cocina por más.

Es el hecho de que la comida sabía muy bien o que comimos tan rápido que ni siquiera nos dimos la oportunidad de saborear y disfrutar la comida.

Si crees que tener demasiada comida en tu plato puede ser lo que está evitando que pierdas peso, estos son algunos consejos que te ayudarán a combatir el Síndrome de Distorsión de las Porciones:

1. Come Lento. Lo sé, lo sé. En nuestra sociedad acelerada, resulta un poquito difícil tomarse el tiempo para comer lentamente y disfrutar tu comida.

No te estoy pidiendo que te tomes 2 horas para almorzar. Todo lo que necesitas son aproximadamente 20 minutos para que tu cerebro y estómago registren que la comida ya llegó y calmen tu hambre.

Cuando aspiramos nuestra comida (y vaya que vi algunas aspiradoras este fin de semana) dentro de los primeros 5 minutos en que nos sirven, no le damos a nuestros cuerpos el tiempo suficiente para registrar la señal de “ya no tengo hambre” y por supuesto, seguimos teniendo hambre y buscamos más comida. Date un mínimo de 20 minutos para comer antes de decidir si necesitas más comida. Saborea cada trozo de alimento y mastícalo muy bien. (¡no lo aspires, por favor!).

Para aquellos de ustedes que sufren de malestares estomacales, descubrirán que esto mejorará enormemente su digestión, solo mastiquen su alimento minuciosamente y crearán más enzimas digestivas en su cuerpo.

2. Cuando vayas a un restaurante o fiesta, revisa bien lo que está en tu plato antes de tomar el tenedor. Calcula exactamente cuánto sería saludable para ti en esta comida en particular.

Esto es lo que hizo mi esposo con su montaña de pollo y puré de papas. Me dijo, “Si me como 1 y 1/2 piezas de pollo (había 4 porciones enormes en su plato) y la mitad del puré de patatas, probablemente sería más que suficiente, ¿verdad?”.

Luego procedió a cortar lo que me había dicho, lo puso a un lado de su plato y solo se comió eso. Si en lugar de revisarlo comienzas a comer, cuando te des cuenta, todo habrá desaparecido (¡espero que el plato siga ahí!). Lo peor de todo es que ni siquiera sabrás cuánto comiste! Todos pasamos por esos momentos de total remordimiento cuando nos duele el estómago y nos preguntamos

“¿Por qué comí tanto? ¿Por qué no dejé de comer antes?”

Antes de que esto pase, mejor deberíamos de preguntarnos:

¿Cuánto puedo comer ahora y cuánto puedo comer más tarde?“. Evalua la porción que sería mejor para ti y llévate el resto a casa. No solo te evitarás los dolores estomacales, sino que disfrutarás esta deliciosa comida dos veces.

3. En casa, pon exactamente lo que pretendes comer en tu plato antes de comenzar a comer. Tómate tu tiempo para disfrutar la comida que tienes enfrente de ti y no conviertas este momento en una carrera para comer con el resto de la mesa.

Usualmente soy la última persona en levantarme de la mesa y no me importa. ¿Por qué debería de apurarme? A menos que tengamos planes o estar en algún lado no siento la necesidad de comer toda mi cena en 5 minutos.

No solo disfruto mi comida, también disfruto conversar con mi familia durante la comida, incluso bajo mi tenedor unas cuantas veces para hacer la digestión entre bocados (imagina eso, bajar el tenedor).

Sé que a menudo somos influenciados por las personas que nos rodean y que si todos comen rápido tenemos la tendencia de seguirlos. Mantén tu propio ritmo y haz que la gente siga tu ejemplo. Sé que cuando la gente come conmigo, también tienen la tendencia de comer mucho más despacio porque no estoy aspirando.

Influenciarás a los demás que te rodean a comer de manera más saludable sin siquiera darte cuenta.

4. Siempre recuerda esto, siempre hay más en donde salió esto. Es muy probable que ninguno de nosotros vayamos a sufrir una escasez de alimentos, especialmente cuando salimos a cenar y nos invitan a fiestas.

No hay necesidad de comer hoy como si fuera el último día que van a servir comida en este planeta. Tampoco recibes una recompensa especial por “limpiar tu plato” o terminar tu comida más rápido.

Siempre hay más alimento disponible para tu siguiente comida (muchas veces hay demasiado alimento disponible), asimismo, siempre podemos pedir la comida para llevar, o comerla unas horas después si nos da hambre.

¿Qué hice con mi gigantesca langosta y montaña de medio kilo de arroz? De hecho, mi orden estaba equivocada y compartí el salmón de mi hermana con ella (que por lo menos pesaba 400 gramos), cada una comimos una porción sana y satisfactoria con guisantes y arroz a la española como guarnición. La langosta y el arroz terminaron en mi casa junto con otros parientes y nos la comimos el día siguiente.

Ten cuidado con el Síndrome de Distorsión de las Porciones. Sé que si utilizas los consejos anteriores te resultará mucho más fácil perder peso.

En la salud y la felicidad. – Isabel De Los Rios - Nutricionista Certificada - Especialista Certificada en Ejercicio - Autora del Programa Comer Para Perder

Tanicia Turpilius
Acerca de Tanicia Turpilius 853 Articles
Es difícil describir a una persona tan compleja como Tanicia Turpilio, pero por encima de todo sé que es creativa y perceptiva. Por supuesto, también es racional, decidida y centrada, pero en cierto modo son rasgos menores y se mantienen en comportamientos de extremadad. . Su creatividad, sin embargo, es lo que sshe a menudo se admira. Los amigos tienden a contar con su fervor cuando necesitan apoyo. Nadie es perfecto, por supuesto, y Tanicia tiene muchos rasgos menos favorables también. Sus maneras sombrías y su deslealtad agrian el ánimo muchas veces, aunque más a nivel personal que para otros. Afortunadamente, su naturaleza perceptiva ayuda a mantenerlos bajo control por lo menos un poco .

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*